Vie. Ene 27th, 2023
Sierra de marquetería

Creatividad casi que sin límites. Originalidad y adaptabilidad. Formas y figuras en distintos grosores. Ajustado al manejo de hombres y mujeres en distintas profesiones u oficios vocacionales. Así es la sierra de marquetería, una de esas herramientas eléctricas que se transforma en la extensión de nuestra imaginación y potencial.

Quienes poseen ingletadoras pequeñas para realizar cortes transversales de alta precisión, pasan directo a esta sierra a dar nueva forma y vida a la madera. Es casi que el cenit de la transformación de la madera en una obra de arte o pieza de precisión y utilidad, según sea el caso.

La sierra de marquetería

Esta herramienta eléctrica se utiliza en principio para el corte de distintas maderas nobles y contrachapados con el fin de brindarle formas, profundidades y bordes de alta precisión y originalidad. Es idóneo tanto para la marquetería (de donde proviene su nombre), como para el bricolaje, las piezas de arte, la ebanistería y la maderería en general.

Es también utilizada en la industria de la joyería, mecánica ligera y de la construcción, gracias a que puede cortar con facilidad, brindando contornos rápidos y precios, tanto plásticos, materiales no ferrosos y uniones de fibras, como las de las mangueras de los vehículos.

Existe también el tipo de sierra de marquetería manual, que es utilizado por artesanos, talabarteros, expertas en bricolaje e incluso en jardinería, por su facilidad para realizar cortes pequeños, bordeados, remates precisos aplicando ligera fuerza e intensidad, con tan sólo sujetar a la pieza en un banco o prensa de trabajo.

Los modelos eléctricos de estas herramientas se componen de mesas fijas en las cuales el operario desplaza las piezas sobre la máquina con ambas manos, para así ir contorneando o bordeando la pieza a placer.

Al utilizar una sierra de marquetería de tipo eléctrico, se presenta la ventaja del cambio rápido y por ende productivo, de las hojas, cuyos pelos de segueta posibilitan diversos tipos de cortes, desde el más profundo hasta el más delicado. Por ejemplo, puede crear bordes “roma” en una pieza con forma de caballo o de persona con la hoja de segueta adecuada para rematar.

Lo que se ha de tener presente es que mientras más dientes posea la hoja, el corte aumentará su precisión, lo que se traduce en mayo delicadeza y el tener bien presente de lo que se quiere lograr de la pieza. Al utilizar este tipo de sierras, se aconseja tener planos o gráficas ilustrativas de cada dimensión de la pieza, que funjan como guía para un trabajo más expedito.

Sierra de marquetería

Consejos de uso

Cuide muy bien la posición de sus dedos, ya que al estar realizando movimientos constantes, los puede poner riesgo por impericia y/o beligerancia.

Tenga presente que por la naturaleza delgada de las hojas de segueta y sus grosores, pueden romperse con mayor o menor facilidad, al menos en las sierras manuales. Desatornille con cuidado uno a uno los extremos de la hoja rota y tómela con delicadeza, ya que son altamente filosas.

Utilice lentes de seguridad cuando corte cualquier material. La velocidad de corte generada por la sierra de marquetería impulsa con facilidad virutas o esquirlas que pueden dañar sus ojos.

Nunca opere una sierra eléctrica en estado de ebriedad, disgusto, medicación o cualquier tipo de distracción. No tenga nada que pueda atarse a la hoja y atraparte (corbatas, mangas largas sueltas, cabello suelto, etc.).

Trabaje siempre con planos, gráficas o modelos y vaya progresivamente, sin apremios. Ya de plano la sierra de marquetería le adelantará enormemente su labor.

Por ecofunde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *